¿QUÉ ES SALUD CONSCIENTE?

Para mantener o recuperar un estado de salud necesitamos conocer todos los factores que la afectan.

Si pensamos que todo es un proceso meramente físico, mecánico o químico, obviamente las soluciones para mantener la salud que apreciaremos serán desde esa perspectiva, y funcionarán si el problema principal surge desde esa parte: vencer la resistencia a la insulina, restablecer el biorritmo, sanar un órgano dañado, hacer una regulación de los ejes hormonales cuando no están funcionando, etc., siempre van a ayudarnos a recuperar la salud.

Pero si además somos conscientes de que más allá de nuestro cuerpo existen partes de nosotros mismos que no son exclusivamente físicas y que pueden afectar a nuestra salud, la perspectiva se abre. Aparecen soluciones que antes no habíamos contemplado.

Desde una perspectiva fisiológica, una creencia limitante que nos crea un conflicto o una emoción no resuelta hacen que se altere nuestro sistema nervioso simpático y suba el cortisol en sangre de la misma manera que cuando hay una herida abierta, y si no resolvemos el conflicto emocional nuestro sistema inmune no va poder solucionar un problema presente en otra parte del cuerpo, por lo que habrá patologías sin resolver porque no tenga la energía suficiente para hacerlo.

Y desde la perspectiva científica de la mecánica cuántica, nuestras emociones, pensamientos, palabras… emiten ondas electromagnéticas que tienen influencia en nosotros y en nuestro entorno y hasta ahora no le hemos dado la suficiente importancia a este hecho experimentado y medido por la ciencia.

Galardonados científicos de prestigiosas universidades como D. Bohm, F. A. Popp, H. Puthoff, K. H. Pribram, N. Bohr… han experimentado y probado teorías que para nuestra mente racional y poco flexible pueden parecer increíbles y poco razonables, como que a nuestro alrededor existe un campo electromagnético medible llamado Campo Punto Cero (ZPF) que se ve influenciado por las distintas frecuencias electromagnéticas que emitimos y del que recibimos información constantemente, o que la materia realmente es energía con una carga eléctrica concreta que crea la apariencia de que tiene masa.

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/j.2326-1951.1994.tb03617.x/full

https://journals.aps.org/prd/abstract/10.1103/PhysRevD.35.3266

El premio Nobel alemán, el físico Werner Heisenberg escribió sobre estos descubrimientos y la relación entre la conciencia humana y la física cuántica en su libro “Physics and Philosophy”. Otra lectura muy recomendada es “Brain and Percepcion” de Karl H. Pribram, catedrático de la Universidad de Stanford y autor de más de 300 publicaciones.

Si ampliamos nuestra visión del mundo que desde las teorías mecanicistas de Newton de hace 400 años no se han modificado en el inconsciente colectivo (en parte porque son fáciles de entender), hacia una visión cuántica (no tan fácil de entender pero muy fundamentada), los resultados sobre la percepción de la realidad y la salud pueden ser sorprendentes.

Tenemos un cuerpo físico donde muchas de las teorías mecanicistas funcionan, pero también tenemos una conciencia cuántica con todas las implicaciones que ello conlleva. Las consecuencias de estos descubrimientos podrían cambiar completamente nuestra visión del ser humano y la salud.

Lo que os propongo es abrir la visión de todo lo que nos afecta, más allá del déficit de determinadas vitaminas o minerales, la limitación en una articulación, o el mal funcionamiento de un órgano, que por supuesto son hechos que la influyen y es importante tratar. Pero cuando una enfermedad no acaba de resolverse debemos mirar profundamente y comprobar si existe algún conflicto, oculto o no, que no estemos afrontando, ser conscientes de qué creencias hemos construido en el pasado que puede que actualmente no nos sean útiles, y después de eso, resolver el dolor, las emociones no resueltas, las creencias limitantes… para que, por una parte, nuestro sistema inmune se pueda expresar con toda su energía, y por otra parte y sobre todo, para que nuestra energía sea óptima y resonemos con el mundo de la mejor manera posible, dos de las claves para estar sanos.

El ser humano y la Vida en sí misma son algo misterioso y maravilloso. No tenemos todas las respuestas pero sería muy poco inteligente por nuestra parte pensar que conocemos todos los misterios de la Naturaleza, porque apenas atisbamos a descubrir una pizca de la Realidad. Pero poco a poco la ciencia nos va dando otras perspectivas.

Ampliemos nuestra percepción, seamos flexibles ante lo que la ciencia y la experiencia nos pueden ofrecer y observemos los cambios que se producen en nuestra salud cuando aplicamos estas teorías.

Os invito a conocer la Salud Consciente.

 

 

Mar Tárraga

 

 

Mar
Mar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This