6 SEÑALES DE QUE TU ESTADO DE SALUD ES ÓPTIMO

¿Tu estado de salud es el ideal? ¿Qué crees?

Es posible que así sea si no tienes síntomas concretos, como dolor o inmovilidad, pero también es posible que tu cuerpo esté lanzándote señales de que necesita ser equilibrado y tú no sepas verlas.

Esta guía te servirá para conocer algo más acerca de tu salud. Para conocer si tu estado de salud es óptimo o si necesitas descifrar las señales que te está enviando tu cuerpo.

  1. ¿Cómo son tus heces?

Las heces nos dan mucha información sobre cómo funciona, no sólo el aparato digestivo, sino todo tu cuerpo. Si vas al baño regularmente y tus heces no son ni muy duras ni muy blandas, es una señal de que tu organismo está funcionando reguladamente. Si no vas todos los días o las heces son duras, puede ser que te falte serotonina en el sistema neuro-endocrino, o magnesio en tu dieta. Si son blandas o excesivas, puede ser que el hígado o el intestino no estén funcionando correctamente, o que no metabolices bien la sustancia P, que está relacionada con cómo sientes el dolor.

  1. ¿Cómo duermes?

La calidad y cantidad del sueño tienen que ver con tu biorritmo y por supuesto con tu salud. Si tu biorritmo está en equilibrio, tu sueño será reparador y te sentirás fuerte por la mañana. Las mujeres debemos dormir un mínimo de 7 horas y los hombres un mínimo de 6, aunque lo ideal son 8 y 7, respectivamente. Dormir bien es imprescindible para que nuestro sistema inmune funcione correctamente y es una señal de que nuestros ejes hormonales funcionan bien.

  1. ¿Te sientes emocionalmente estable?

Una buena gestión de las emociones es otro de los puntos fuertes para nuestra salud. Si tienes emociones sin resolver o conflictos abiertos, tu sistema inmune carecerá de energía suficiente para hacer su trabajo y tu salud se resentirá. Un conflicto emocional hace que se altere el eje HPA y el sistema nervioso vegetativo, provocando que el sistema inmune se active crónicamente, en deterioro en nuestra salud.

  1. ¿Digieres bien cualquier alimento?

Hacer buenas digestiones es un signo de que el aparato digestivo, sobre todo páncreas, hígado e intestino, funcionan adecuadamente. Si tras comer algún alimento, observas que no te ha sentado bien, es posible que tu páncreas no segregue suficientes enzimas digestivas; o que tu hígado no lleve a cabo correctamente procesos como la metilación, glucuronidación, sulfatación u otros; o también es posible que tu intestino esté demasiado permeable. Dependiendo del alimento que no digieras bien, podemos saber qué proceso está afectado.

  1. ¿Cuánto te mueves?

Moverse es esencial para estar sano. La falta de movimiento, llevar una vida sedentaria, es realmente un problema para nuestra salud. Hacer ejercicio físico, o practicar un deporte, y moverse cada media hora cuando estamos sentados, son prácticas que favorecen la fabricación de dopamina y BNDF, estimulando la flexibilidad metabólica e inmune. Es decir, hacer ejercicio hace que nos sintamos motivados y aumente nuestra energía vital; previene en envejecimiento y hace que nuestro cerebro funcione mejor; vencemos la resistencia a la insulina, la base de cualquier patología crónica y hace que nuestro sistema inmune nos defienda sin inflamarnos.

Hacer ejercicio aeróbico 3-5 veces/semana y ejercicio anaeróbico controlado, HIIT por ejemplo, aunque sean 10 minutos al día, ya está favoreciendo nuestra salud.

  1. ¿Tienes energía suficiente para hacer lo que quieres?

Tener salud significa tener la energía necesaria para poder llevar a cabo el proyecto que queramos realizar.

¿Estás cansado?, ¿tienes la energía necesaria para hacer lo que quieres ?, ¿no te crees capaz de hacer algo porque te falta energía para ello?. Es posible que lo que está frenando tu vida sea tu falta de energía.

Tengo que decirte que cuando optimizas tus hábitos y cambias pequeñas pautas de conducta que disminuyen tu energía, tu salud mejora, tu energía aumenta y tu vida adquiere otro sentido.

Si tu cuerpo funciona correctamente, sientes la energía necesaria para llevar a cabo tus proyectos.

Probablemente, el mayor síntoma de salud sea poseer la energía necesaria para hacer que se materialicen tus deseos.

Si tienes alguno de estos síntomas, debes saber que tu vitalidad no es la óptima, y puedes mejorarla. Consulta a un especialista en Psiconeuroinmunología clínica o en Medicina integrativa, que te dará las pautas para mejorar.

Observa tu cuerpo, tus emociones, la energía de la que dispones… Hazlo a menudo para que, a partir de ahí, puedas corregir lo que no está funcionando y provocar que tu salud y tu vitalidad te permitan desarrollarte plenamente.

En tus manos está hacer lo que necesitas para que tu salud te permita realizarte en todos los sentidos.

 

Mar Tárraga

Mar
Mar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This